La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos lun 25 de Septiembre de 2017

  Por excesos hídricos

Se redujo la estimación del área de trigo

     
2017-08-19 .

La situación climática que se registró durante las últimas semanas sobre el sudeste de la provincia de Buenos Aires agravó el estado de exceso hídrico y demorando la siembra de los últimos lotes de trigo por falta de piso. Por eso, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estima una reducción en el área sembrada para la región de 50.000 hectáreas, las cuales se suman a las 100.000 hectáreas ya recortadas a nivel nacional a mediados del mes de julio.

En tanto, los anegamientos acumulados en gran parte del centro y sur de la provincia de Buenos Aires ocasionaron pérdidas en lotes que se encontraban entre emergencia y diferenciación foliar, lo que reducirá la superficie cosechable. En consecuencia, la proyección de siembra de trigo para la campaña 2017/18 de la BCBA se ajusta a 5.350.000 hectáreas, cifra que se ubica un 0,92% inferior a la última publicación de la entidad y que, a su vez, indicaría un nuevo incremento interanual del 4,9% (superficie Trigo 2016/17: 5,1 millones de hectáreas).

Hasta el jueves, el progreso nacional de siembra alcanzó el 99,5% luego de registrar un avance intersemanal de 1,5 puntos porcentuales. En el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa la siembra finalizó, restando solamente la implantación de 26.000 hectáreas en el sudeste de Buenos Aires, según el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la BCBA.

El relevamiento del PAS indicó que a pesar de la situación hídrica que afecta a los núcleos trigueros del país, el 64% de la superficie ya implantada presenta una condición de cultivo buena, mientras otro 13% muy buena y un 11% normal. Sin embargo, un 12% del área triguera transita su ciclo fenológico bajo una condición regular, concentrado principalmente sobre las regiones que se encuentran con excesos humedad.

Por su parte, los productores comenzaron con las labores de refertilización en lotes incorporados en fechas tempranas que ya se encuentra en etapas avanzadas de macollaje y comienzos de encañazón, esperando registrar un incremento en el nivel de tecnológica a aplicar durante el presente ciclo.

 

Panorama regional

Sobre las regiones del norte del país, el cereal se recupera de las heladas que demoraron el crecimiento y desarrollo en los lotes más afectados. La presión sanitaria es baja, aunque se relevaron ataques de langostas en el NEA y presencia de pulgones en el Centro-Norte de Córdoba. Si bien los ambientes bajos implantados con trigo en los Núcleo Norte y Sur presentan heterogeneidad en el tamaño de plántulas como consecuencia de los encharcamientos, la condición del cultivo en lotes altos que diferencian macollos es muy buena.

La implantación de trigo finalizó en el sudoeste de Buenos Aires - sur de La Pampa, región afectada por la acumulación de excesos hídricos durante gran parte de la ventana de siembra. De todas maneras, el cereal registró una expansión del 3% en comparación a la campaña previa que permitirá realizar un mejor control de napas freáticas. Si el pronóstico climático lo permite, es de esperar que las labores de siembra culminen a nivel país en la próxima semana, una vez que se logren implantar los últimos lotes tardíos en el sudeste de Buenos Aires.