La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos lun 25 de Septiembre de 2017

   Pertenece a Marcelo Villalba

Anahí: el ADN del cuerpo es de uno de los detenidos

     
2017-08-31 .

El ADN hallado en el cuerpo de la joven Anahí Benítez pertenece a Marcelo Villalba, uno de los acusados y detenidos por el crimen de la joven que había desaparecido de su casa el pasado 29 de julio. A los seis días encontraron su cuerpo semienterrada en una reserva de Lomas de Zamora.

Según confirmaron fuentes policiales, "en el hisopado anal se encontró ADN positivo con Villalba".

Se había determinado que la víctima había sido drogada con un potente sedante que le pusieron en la comida.

Villalba fue el segundo detenido, acusado de encubrimiento agravado, debido a que su hijo, de 17 años, dijo que le había regalado el celular que, en realidad, le pertenecía a Anahí. El otro detenido es Marcos Bazán.

El cuerpo de Anahí fue encontrado el 4 de agosto pasado en la Reserva Natural de Santa Catalina, en Lomas de Zamora. Al realizar la autopsia, los forenses determinaron que la asfixiaron hasta matarla y que la muerte se produjo entre 24 y 36 horas antes del hallazgo del cuerpo.

Según fuentes de la investigación, el cadáver estaba semienterrado y la tierra que lo cubría no se había compactado. Eso indicaría que la adolescente estuvo privada de su libertad, drogada o bajo amenazas, durante al menos cuatro días, entre el 29 de julio a las 17.30 cuando salió de su casa para ir a caminar por el parque Lomas y el 2 o el 3 de agosto.

Dos días después del hallazgo del cuerpo la policía apresó a Marcos Bazán. Un perro rastreador de la Dirección de Defensa Civil de Escobar marcó la presencia de la huella de olor de Anahí en un galpón situado en la parte trasera de la casa del imputado, al lado de la estación Santa Catalina. Además, ese perro encontró el rastro de la víctima en el trayecto desde la vivienda hasta el lugar donde fue hallado el cuerpo.

Un peritaje similar sirvió para desvincular al profesor de matemáticas, que había sido detenido horas después de que fue hallado el cadáver. Otro perro no encontró la huella de olor de Anahí en la casa del docente y tampoco identificó el rastro del profesor en la casa de Bazán.

Villalba, por su parte, fue detenido luego de que la policía cotejara los llamados telefónicos que realizara Bazán. (DIB).